El día en que el líquido anti pinchazo fue vencido pero el ciclista siguió pedaleando


Escribe Aldo Poma en exclusiva para El Perú en Bicicleta

Fue a principios del 2015, en el que luego del mantenimiento de la bici de diario, seguía dando vueltas la pregunta: “Será efectivos el líquido anti pinchazo? Es cierto, un pinchazo en plena travesía te altera los planes, también es cierto que parchar una cámara puede ser la parte divertida de andar en bici. A veces también es buen pretexto para descansar y hasta para burlarnos del colega que sale en bici y no sabe ni ajustar un tornillo.

Los líquidos anti pinchazos existen y hacen su trabajo. De enero a junio circulé por las tenebrosas pistas de Lima y alrededores sin tener que parar para cambiar cámara o parchar, solo de vez en cuando un poco de aire y suficiente… y me preguntaba: será el líquido o será que por esas cosas del destino que no me toca ningún clavo o vidrio. En conclusión: fue el líquido, porque cuando tuve que cambiar la cámara comprobamos con sorpresa los múltiples huecos que tenía y que el líquido había hecho su trabajo y refrendaba su efectividad…

Era ya tiempo de renovar y ahora otra idea daba vueltas: ¿Y los líquidos caseros? ¿Serán también efectivos? ¿será que la fórmula secreta de los líquidos patentados no es tan secreta?  Por esas cosas de la vida que nos gusta probar y experimentar, guiados por algunos tutoriales de internet, decidimos preparar el nuestro (usen Google, hay cientos de recetas) Y así fue como pasamos alrededor de 6 meses sin tener que parchar o cambiar cámara, solo un poco de aire de vez en cuando, añadido al tedio de quitar los clavos, alambres y vidrios de vez cuando

Todo era felicidad hasta que un día…12404897_998383286905631_1053400782_o

Un fragmento de vidrio que le hizo un corte de casi un centímetro de longitud a la llanta y a la cámara (me pregunto si algún sistema anti pinchazos puede funcionar ante semejante corte) detuvo inevitablemente la salida.

Solo quedaba cambiar cámara y nos dimos con la sorpresa: de tanto estar guardada la cámara de repuesto también tenía su agujero por la fricción. Hacía meses que ya no cargaba (en la bici cotidiana) parches ni pegamento… acaso tenía que continuar caminando o tomar un taxi? Acaso tenía que echar por tierra eso de promover el ciclismo autosuficiente?, acaso habíamos sido vencidos por un par de agujeros en la llanta?… no señores, el ciclista siempre tiene un recurso, y como siempre llevamos un pedazo de cuerda delgada recurrimos a su magia para habilitar la cámara…. Y seguimos nuestro camino con una alegría en el alma y diciendo en silencio: huequitos a mí ?… nones….

12398783_998383336905626_109945679_o