El reto de movilizarse por las ciclovías de Lima


11855741_423767124474672_7230676753322870263_n

El maestro en acción

Escribe Carlos Camino (Fotografía para no fotógrafos) en su perfil de FB.

Hace unos cuatro meses tomé la decisión de comprar una City Bike, una de esas bicicletas plegables, los que me conocen saben muy bien cuán aficionado a montar en bicicleta fuí (mountain bike), actividad que me fuera prohibida cuando me detectaron las dos hernias discales lumbares consecutivas.

Nunca volví a montar bici, la calle no me atrajo lo suficiente, pero a mi regreso de Australia encontré un tráfico agresivo caótico y desesperante, donde no hay modales ni buenas maneras, así que me decidí, en la medida de lo posible, a movilizarme en bicicleta.

Mi primera sorpresa fué cuando para ir a trabajar desde Higuereta hasta el cruce de 28 de julio con Paseo de La República en Miraflores me tomaba 20 minutos contra casi una hora (en horas punta) manejando mi carro o tomando taxi.

Ya tengo rutas a casi todos lados, por calles tranquilas y atravesando pasajes peatonales, el Google Earth y el Google Maps son mis asesores de rutas, ayudándome a evitar las avenidas a toda costa.

1018988

Las ciclovías tienen sus particularidades:

.- Los carros no las respetan
.- Los peatones TAMPOCO las respetan
.- Los ciclistas escuchando música con auriculares son muy peligrosos, para los peatones, para otros ciclistas y para ellos mismos.
.- Muchos peatones y ciclistas piensan que las normas de tránsito no son para ellos y causan mucho caos.
.- Los peatones que transitan por la ciclovía y no miran al frente y encima tienen puestos los auriculares son una peste.
.- los inconscientes que no quieren dejar de caminar por la ciclovía hasta son agresivos si uno les reclama.
.- Los carros se atraviesan en las ciclovías como les dá la gana.
.- Cuando toca transitar por una calles los taxistas son un peligro ya que se detienen intempestivamente porque ven a una persona caminando.
.- Los ciclistas idiotas que sin previo timbre te pasan a toda velocidad rozándote, y de igual manera lo hacen con los peatones
.- Los carros que te cierran, o te adelantan para cerrarte para doblar a la derecha (es que eres muy lento para ellos).

En fín estas son sólo algunas de las características de nuestra idiosincracia, sin mencionar a los ciclistas que se detienen en la ciclovía para hablar por celular y a los grupos de peatones que se paran a conversar en dichas ciclovías.

1018989

Es bueno aclarar que yo circulo día y noche con luces delanteras y traseras (muy potentes) encendidas, utilizo casco y toco el timbre con anticipación.

Así que ya saben anímense a transportarse en bici pero con los cuidados respectivos, y no es broma, los más peligrosos son los peatones que caminan mirando el suelo ¿será una moda?.