Frenos (v-brake y disco, mecánicos e hudráulicos) 11


Es una pregunta que aqueja a muchos ciclistas. Los más experimentados y, en especial, para aquellos que hacemos ciclismo de montaña, descensos y zonas técnicas y agrestes, los frenos hidráulicos son la mejor opción pero ¿qué hay de aquellos que buscan recrearse a buen precio y sin mayores complicaciones?

Hay que tomar en cuenta que los frenos de disco ahora están en todos lados, incluyendo las bicis de ruta. Muchos, sin embargo, cometen el error de mirar con mal ojo a los frenos V. No hay que olvidar que por más de 80 años los ciclistas alrededor del mundo han frenado tranquilamente mucho antes que se inventaran los frenos de disco. Tomemos en cuenta que Lima es una ciudad relativamente plana, muy similar a las viejas ciudades europeas de toda la vida, todo lo contrario a San Francisco, por ejemplo, con altibajos por todos lados.

Para los usuarios convencionales los frenos V  han sido siempre los más convenientes. Su mecanismo es relativamente simple, fácil de reparar y puedes encontrar repuestos en cualquier lado. Jalamos las palancas y el cable se pone tenso, esta tensión hace que las zapatas se acerquen al borde del aro y ocasionan que el movimiento de la rueda cese mediante la fricción. El inconveniente es que son muy susceptibles a la suciedad, el agua y el barro. lo que desgasta tanto las zapatas de freno como el borde de los aros. A eso hay que añadirle que si el aro se descentra un poco, rozará con los tacos de freno y, a veces, es engorroso acomodarlos.. La facilidad o dificultad de solucionar cada una de sus “desventajas” varía de acuerdo al usuario y a la calidad de los frenos que hayamos escogido.

En el lado de los discos el mecanismo no es más complicado, aunque en principio así lo parezca. Un rotor (disco de metal) se une a la maza/buje. En el marco hay un caliper, dentro del cual se encuentran las pastillas. En el caso de los frenos mecánicos, un cable es tensado y las pastillas se acercan al disco y lo detienen (junto con la rueda) a la vez que convierten la energía cinética de las llantas (movimiento) en energía térmica (calor) que se disipa rápidamente. En el caso de los hidráulicos, la pulsación de la maneta ejerce presión en un líquido que, a su vez, acciona el pistón y las pastillas que pararán al disco (y la rueda) bajo el mismo principio.

Lo que debes saber sobre los frenos de disco mecánicos e hidráulicos es que… es mucho más fácil comprimir que jalar. En el caso de los hidráulicos pues comprimes y listo, en el caso de los mecánicos lo que haces es halar un cable. Los frenos de disco están destinados a usos algo más exigentes y que requieren dosificación del frenado y precisión. En este sentido, la suavidad y  precisión de unos buenos frenos hidráulicos es incomparable… pero también están más caros que unos mecánicos.

Los frenos de disco tienden a funcionar igual de bien en todas las condiciones, incluida el agua, el barro y la nieve debido a varios factores:

  • La superficie de frenado está más lejos de la tierra y de los posibles contaminantes como el barro.
  • Los frenos de disco no transmiten calor a la llanta sino al disco.
  • Hay agujeros en el rotor, proporcionando un camino para el agua y los desechos a salir de debajo de las almohadillas.
  • Los aros tienden a ser de metal ligero. Los discos de freno y las pastillas son más duras y pueden aceptar mayores cargas máximas.
  • Los frenos de disco no crean desgaste en el borde a diferencia de los frenos de llanta, especialmente si arenilla se incrusta en las pastillas de freno.

Tampoco es como para que intentes esto con tus frenos v-brake

En mi opinión, si quieres unos buenos frenos V los más recomendables en nuestro mercado son los Deore LX (por el momento) y los Avid SingleDigit (5, 7, SL). Cualquier intento de subir de gama creo que no vale la pena para el usuario convencional, puesto que estarían costando casi tanto como unos frenos de disco básicos. 

Si vas a comprar una bici veo muy recomendable comprar una bici con frenos de disco, en especial si tu bici te sale más de 1000 soles. Pero bueno, vamos con el tipo de uso. (Dejo de lado el MTB o Mountain Bike debido a que las ventajas son más que obvias, ya que uno se encuentra con polvo, barro, lluvia, etc)

Cicloturismo.
Una bici con equipaje en bajada y con buena velocidad es difícil de parar. Más vale tener buenos frenos. Los repuestos ocupan poco y duran mucho. Se puede llevar repuestos para dar la vuelta al mundo ocupando muy poco espacio. En definitiva una frenada mas potente y una tranquilidad en muchos aspectos. Para cicloturismo valen tanto los Vs como los disco y si bien tendrás mayor compatibilidad de accesorios con frenos V (y suficiente potencia de frenado)… tendrás muchísima mayor seguridad con discos. Yo recomiendo los frenos Avid Single Digit 7 o Deore LX (v-brakes), los Avid BB7 (disco mecánicos) o los Deore M615 (hidráulicos).

Bici de ciudad.
En una zona urbana es muy posible encontrarte imprevistos. Niños, pelotas, coches que frenan de repente (o te cierran), puertas que se abren, peatones idiotas (los hay en demasía en Lima). Puedes conseguir una frenada tan potente con frenos V que con los discos. Si bien los discos tienen algunas ventajas, realmente no son preponderantes en ciudad.

Si tienes un frenazo brusco es más facil evitar salir volando. Aunque son mas potentes son menos bruscos y te levantan la rueda mas lentamente en vez de golpe. Te da tiempo a dosificar la frenada. Igualmente son mas fáciles de dosificar para evitar un bloqueo en suelo deslizante.


 

Comentarios

  1. Erick dice:

    Y en Emancipación o en que lugar me recomiendas comprar los Deore LX V brake? cuánto están? usan alguna clase de elemento especial para shimano, cables shimano o puedo ponerle un cable mas barato. Gracias!

  2. Iván dice:

    ….aprendí un poco más…;)