Cicloviaje: Áncash 4


En esta aventurilla al lado del Río Santa a través del departamento de Ancash sólo participamos 2 integrantes del grupo El Perú en Bicicleta. Los demás no pudieron hacer la ruta por diversos motivos. Partimos de Lima el miércoles 27 de Marzo por la noche y, con cierta demora del bus, llegamos el Jueves 28 a las 7am a Huaraz. Una vez allí nos dirigimos a la casa de Moisés, cuyos padres también estaban allí para pasar semana santa y nos dieron la bienvenida con buen desayuno.

Los Padres de Moises frente a la Iglesia La Soledad - Huaraz

Los Padres de Moises frente a la Iglesia La Soledad – Huaraz

Jueves 28

Teníamos pensado pasar el día en la ciudad de Huaraz luego del desayuno y desempacamos las mochilas y parrilla rodar un poco a través de la ciudad, trepamos hacia El Pinar y descendimos por Huanchac atravesamos la ciudad y trepamos El Pongor (ruta donde se cruza la cordillera negra por Punta Callan / Callan Punta hacia Huarmey…..ruta que haremos próximamente) hasta un desvío de trocha que nos llevaba de nuevo a la ciudad

Trepando hacia Pongor

Luego de disfrutar los paisajes y abrir pulmones almorzamos y, por el trajín del viaje, nos quedamos dormidos hasta la cena. Luego paseamos por la Iglesia La Soledad -que se preparaba para las actividades por Semana Santa- y acabamos el día con unos picarones, alistamos todo para el día siguiente.

Viernes 29

Partimos a las 8am de Huaraz en dirección Norte. Podíamos ver que el cielo estaba nublado en el horizonte a través de todo el Callejón de Huaylas. Pedaleamos hasta a Carhuaz por los riquísimos helados “Huascarán” y continuamos el recorrido por diferentes centros poblados hasta la quebrada Llanganuco en donde nos refrescamos en las aguas que discurren de las lagunas de Llanganuco (Chinancocha y Orconcocha).  La vista del Huascarán no fue la mejor ya que se encontraba tapada por nubes densas, tuvimos esa mala suerte todo el día. Será para la próxima.

300223_633598123324028_1359110624_n

Proseguimos hacia el cementerio de Yungay y almorzamos en la ciudad. Continuamos el recorrido y llegamos a las 3pm a Caraz en donde una ligerísima precipitación de agua nos estaba acompañando. Decidimos avanzar al sgte centro poblado Matos (12km+) tomamos un desvio de trocha a Matos y llegamos a las 5pm a hospedarnos en la Bodega “Susan” al costado de la única plaza.

En Matos parece que se desayuna, almuerza y cena canchita dulce y salada porque es lo único que venden en la plaza y todos tienen canchita en la mano, ese día las únicas 2 pollerías estaban cerradas y en ningún otro lado encontramos comida. La señora de la bodega/hospedaje nos preparó un huevito frito con galletas y té, tiene buen clima y no hace frio pese a que muy cerca se aprecian imponentes montañas que te hacen pensar lo contrario.

Iglesia de Matos

Iglesia de Matos

Sábado 30 (De Penitencia)

Partimos 7:40am sin desayuno porque no encontramos nada, igual que el día anterior. Nos advirtieron que no había pase a Huallanca porque el rio había carcomido los cimientos del puente así que nos dijeron que tomáramos el desvió a Huaylas… lo que implicaba perdernos la vista del cañón del pato, la hidroeléctrica, los túneles y aumentar el tiempo en nuestro itinerario programado, menos mal, más allá, nos cercioraron que sí había pase, solo peatonal y por ser bicis si lo podían cruzar… hurra!!!!

Desvío Cañon del Pato

Así que proseguimos parte del desvío para retornar a la carretera hasta la entrada del cañon del pato donde comenzó la trocha y los túneles, perdí la cuenta de tantos que había!!  Pasamos por la hidroeléctrica y nos quedamos admirando esta obra de ingeniería, recordé aquella vez que fui hasta allí, por viaje de un curso de la universidad, y ahora llegue en bici!  Ya eran las 9am y nos rugían las tripas. Menos mal que unos minutos después llegamos al cruce bloqueado donde nos esperaba una rica pollada “desayuno-almuerzo” + su chicha helada.

Hidroelectrica

Cruzamos el puente provisional peatonal y entre lo que bajé y subí mi bici quedé exhausto. Nos tocaba ahora seguir hasta Yuracmarca previa refrescaba gracias a una acequia. Una vez llegamos a Yuracmarca  tomamos unos jugos de papaya refrescantes, nos aprovisionamos porque al sgte pueblo Chuquicara eran 50km (ya habíamos hecho 35km) e íbamos almorzar en medio de la nada junto al Rio Santa, después de sufrir el agotante camino y pedalear frente a vientos huaracanos que subían de la costa, llegamos a Chuquicara a las 5pm este pueblito donde comienza la pista asfaltada, un control policial y solo tiendas, en un inicio pensamos pernoctar a la intemperie allí (ya que no hay hospedaje pero si hay espacio);

Puente provisional

Sabíamos que el sgte pueblo estaba a otros 50km más (Vinzos) y para ganar distancia decidimos avanzar, el cañon de pato nos había dejado maltrechos, yo con parrilla + mochillas y Moises con una mochila a espalda (no consiguió parrilla a tiempo)… el peso ya nos estaba pasando factura, más aún con el sol radiante ahora lo teníamos sobre la frente ya que nuestro rumbo cambió hacia el Oeste.

El trayecto asfaltado tiene tramos largos relativamente planos. Dado que se va ampliando el valle del Rio Santa pensamos que si hubiéramos pernoctado en Chuquicara y hubiéramos recorrido todo esto de día la historia hubiera sido media aburrida. Hacerlo a puertas del anochecer es otro cantar, vas mas fresco y las trepadas no se sentían mucho. Cada vez emparejábamos mas el ritmo puesto que Moises se sentía mejor de su rodilla que tramos atrás lo estaba matando por unos dolores que lleva consigo hace meses y se le presenta cuando hace grandes sobreesfuerzos, ya caída las 7pm no teníamos ni respaldo de la luz de la Luna ni estrellas, todo seguía nublado, solo con nuestras luces  y respectivos aditamentos reflectivos podíamos proseguir seguros

La seguridad ante todo

La seguridad ante todo

A las 7:30pm nos cruzamos con un cartel alentador CARRETERA PANAMERICANA NORTE 30KM sacando cuentas de los tiempos y las distancias, estábamos animado de proseguir toda la noche hasta llegar a Santa pero había un detalle, teníamos hambre! Y nuestras piernas parecían tener vida propia, yo no sentía que pedaleaba pero ahí estaban haciendo girar las bielas,  Estábamos con las baterías bajísimas y entonces esa fue la meta primordial: reponer fuerzas con comida, así podríamos seguir hasta Santa, llegamos a Vinzos a las 8pm contactando donde podíamos comer algo fuimos parar a un local donde había pollada conversando con los lugareños nos advirtieron que proseguir rumbo a Santa de noche era peligroso y muy arriesgado, averiguamos donde podría haber hospedaje y nos dijeron que ni aquí ni en Rinconada (sgte pueblo) ni en Alto Perú había donde quedarse, NO HAY!! Y para colmo la pollada estaba demorando en salir, por estar esperando que nos srivieran la pollada sucumbimos al cansancio y al sueño plenamente (ya habíamos hecho más de 130km- Ni el Lima había hecho una ruta así y aquí la estaba haciendo con parrillas y mochila) medio moribundos esperando la comida una señora se apiado y ofreció darnos hospedaje en su casa (estábamos resignados a dormir en plena plaza a la intemperie jajaja pero fue una buena noticia el poder tener un techo donde descansar) después de comer y resucitar “literalmente” fuimos a su humilde casa de adobe de la señora que tenia 3 hijos  y nos acomodamos en un cuarto que nos facilito, tenia un gatito tranquilo a primera vista que durmió en nuestro cuarto, pero fue la sorpresa en la noche que el bandido le gustaba morder pies y piernas así estuvo toda la noche, aventando al gato de una cama a la otra que no se iba y seguía mordiendo  a modo de juego, en la madrugada llego su esposo y cuando nos despertamos ya nos habían preparado un pequeño desayuno, con el señor intercambiamos historias de vida y aventuras, muy humilde y amables la familia de Antonio e Isabel, nos cuenta Antonio que suele acoger en su casa a cuanta persona ajena al pueblo llega y no tenga donde quedarse, lo hace de buen corazón, porque él de joven “la sufrió y lucho” así que sabe cómo es la vida y sus penurias. Nos despedimos muy agradecimos por el gesto que tuvo al acogernos.

En la puerta pone: Cuidado con el Perro, Chiquitin Bravisimo jeje

En la puerta pone: Cuidado con el Perro, Chiquitin Bravisimo jeje

Partimos 7:30am con el sol despertando proseguimos lo que restaba de la ruta, con buenos ánimos y el cuerpo medio recuperado  quedaba poco! Ahora con un bonito cielo aunque a lo lejos ya se notaba lo gris de la costa, nos saludaban las primeras morfologías de arena caracteristicos de la costa, llegamos a Santa al promediar las 9:10am sus respectivas fotos en la plaza y chocamos con la panamericana norte al km 445 ahora cambiamos nuestro rumbo al Sur pasamos Coisho nos refrescamos con unas sandias cruzamos la última división con Chimbote que era un Túnel, el primer punto de descanso fue en la Plaza Miguel Grau de Chimbote a las 10:20am

Admirando el Mar, el puerto y los barcos pesqueros de Chimbote, luego a la Plaza de Armas donde concluyo con éxito nuestro ruta en bicicleta

Chimbote

Fue increíble pensar que hicimos esta ruta por nuestra cuenta, nosotros hasta la fecha no habíamos hecho rutas largas(más de 2 días), pero si teníamos los conocimientos y la preparación necesaria para poder realizarla, nos informamos bien, buscamos información cartográfica y la trabajamos, reseñas de otros viajeros, fuimos equipados para poder sobrellevar tiempos de lluvias u otras dificultades. Armamos nuestro itinerario, los tiempos y distancias entre los centros poblados fueron cumplidos con creces, debido a nuestras profesiones tenemos formación académica en el campo geográfico lo cual nos brindaba más seguridad y confianza en nosotros mismos y todos estos meses previos realizamos entrenamientos para mejorar nuestra resistencia física, así que solo quedaba esperar estos feriados pasados de semana santa para realizar la ruta.

David Buendía Montalván
Moisés Suarez Ayala

Comentarios

  1. Yvan dice:

    Que gran viaje, esas son las aventuras que uno no las olvidara nunca.
    Muy buena onda de la señora que les brindo alojamiento.
    Espero pronto ir haciendo rutas en bici, tengo experiencias empíricas (perdiéndome y encontrándome) haciendo rutas trekking.

  2. giancarlo alvarado dice:

    esa aventura para mi es un sueño que quiero realizar,espero estar presente en su próximo viaje en bici,saludos desde chiclayo……………

  3. Gustavo dice:

    Que gran experiencia!!! Realmente envidiable!!! Por cierto, ese dolor en la rodilla que tuvo Moisés ¿es una lesión antigua? ¿o es producto de manejar bicicleta por largos tiempo y sobre exigirse? Saludos y que sigan los viajes en bici!!!

  4. Daniel dice:

    Excelente, yo también estoy interesado en realizar rutas largas y no tan largas, aunque me falta más entrenamiento. Como se los puede contactar para salidas? Saludos.