Las bicicletas eléctricas 8


Hace tiempo que están aquí y ya no nos sorprende verlas circular por las principales ciudades europeas. Las ventas de bicis eléctricas, o mejor dicho, de bicicletas de pedaleo asistido (PAS), crecen de año en año.

Esta denominación es la correcta, ya que no se trata exactamente de una bicicleta dotada de un motor eléctrico al uso. En este caso tendrían otro nombre. A saber: bicicleta + motor = ciclomotor. En una bicicleta eléctrica (usaré el término porque obviamente es lo más práctico y ha sido el adoptado desde el principio), el motor se pone en funcionamiento solamente cuando se pedalea, es decir, trabaja para sumar su esfuerzo al del ciclista. En cuanto se deja de pedalear, se desactiva. Esto es necesario desde un punto de vista legal para que puedan ser utilizadas sin ningún tipo de permiso y no entren en el territorio de las motocicletas.

Adaptación del Artículo Original de Luis Picazo, autor del blog  nosinmibici.com 

La bici eléctrica es una magnífica alternativa de transporte urbano y la mayoría de marcas grandes de bicicletas tienen modelos eléctricos (aunque por el momento sólo disponibles para el mercado europeo).

Las características de estas bicis son:

  • como ya hemos visto, el motor es una asistencia al pedaleo, por lo tanto no tienen acelerador;
  • tiene un máximo de 250 W de potencia y se desconecta automáticamente al alcanzar la velocidad de 25 Km/h.

Motor integrado en el buje

Los componentes añadidos a la bici tradicional son: el motor, una batería recargable, un receptor de la pedalada, un controlador que trabaja en función de la información que le llega del receptor y un indicador que informa al menos de la cantidad de carga de la batería.

El motor se suele alojar en el buje delantero o trasero, pero también puede estar en el pedalier.

La batería es el elemento clave de la bici. La autonomía, es decir, la duración de la carga, depende obviamente del tipo de terreno y del ciclista, así como del tipo de batería, pero para hacernos una idea se sitúa entre los 20 y los 70 km, llegando incluso a los 100.

Batería sobre la parrilla

La vida útil (desgraciadamente hay que cambiarla cada cierto tiempo) está entre las 350 y las 1.000 recargas.

Los diferentes tipos son:

  • Baterías de plomo (Pb). Son las más baratas pero también las más pesadas, con mucha diferencia. Sin embargo no tienen efecto memoria. Acusan más el frío. Se pueden inclinar pero no invertir. Vida útil: unas 500 recargas.
  • Baterías Niquel-Cadmio (Ni-Cd). Más ligeras y también más caras. Tienen efecto memoria (se han de descargar completamente antes de recargarlas). Casi en desuso, están siendo remplazadas por las de Litio. Vida útil: de 500 recargas (pérdida del 20%) a 1.000 (pérdida del 40%); de 3 a 4 años dependiendo del uso.
  • Baterías de Ni-Mh. Parecidas a las de Ni-Cd pero acumulan más potencia a igualdad de volumen. Además no contienen cadmio, que es un metal pesado. Sufren menos el efecto memoria. Son más caras. Vida útil: de 500 recargas (pérdida del 20%) a 1.000 (pérdida del 40%).
  • Baterías de Litio (Li-ión o Li-Polímero). Las más avanzadas y usadas actualmente. Tienen la mejor relación peso/potencia, gran flexibilidad de uso, no tienen efecto memoria y poseen gran potencia instantánea. El precio es su punto débil. Vida útil: de 500 a 1.000 recargas (Li-Ion); de 3 a 5 años, dependiendo del uso.

¿Cómo funciona una bicicleta eléctrica?

Es bien sencillo. Con una llave de contacto se pone en funcionamiento el sistema. El motor se activa con el propio pedaleo y su asistencia varía automáticamente en función de la velocidad. Normalmente es más importante en el arranque, cuando más falta hace, y va disminuyendo con la velocidad, donde la inercia, al menos en terreno llano, no la hace casi necesaria, hasta el punto de detenerse al sobrepasar los 25 km/h. Como hemos dicho, tendremos asistencia de motor durante 20 a 70 km. Una vez agotada la batería, la bicicleta funcionará como una bici normal, sólo que iremos bastante lastrados por el peso del sistema de asistencia. Dependiendo del modelo, los sistemas son más o menos complejos y regulables. Hay incluso modelos que permiten una recarga de la batería en los descensos, pero en detrimento de la velocidad.

El motor tiene interés fundamentalmente, en el arranque, las cuestas, recorridos con viento de cara o transporte de peso (un niño, un carrito, etc). Con estas bicis se pedalea igual, pero con mucho menor esfuerzo (que me lo digan a mí cuando en un carril bici dándolo todo me adelantó una señora de unos 60 años a la que sólo le faltaba ir silbando).

Ventajas de la bicicleta eléctrica:

  • superar cuestas y viento de cara con mucho menos esfuerzo;
  • permitir desplazamientos al trabajo sin llegar empapados en sudor (esta es una ventaja más bien para los demás jeje);
  • permitir desplazamientos cotidianos de mayor distancia;
  • hacer la bici accesible a todo el mundo, sin importar la edad o la condición física.

Desventajas:

  • el peso a la hora de transportarla (por ejemplo para subir unas escaleras). Sin embargo, este peso extra que añade el sistema PAS, que va de los 6 a los 20 kg, no se notará durante el pedaleo mientras dure la batería;
  • obligación de recargar la batería y sustituirla al final de su vida útil;
  • se hace menos ejercicio que en la bici normal (lo que será una ventaja para algunos claro);
  • el precio, mucho más elevado. Sin embargo, si se usa en sustitución del coche o el transporte urbano para desplazamientos cotidianos la acabaremos amortizando;
  • conviene protegerlas con un buen antirrobo (no menos de $100 en conjunto, varios U-Lock, ya que estas bicis pasan los 1.000 con facilidad).

Además de un uso eminentemente urbano, estas bicis también pueden ser adecuadas para paseos dominicales, especialmente para personas a las que no les gusta el deporte o con algún problema de salud.

Motorización de nuestra bici

Para los que estén interesados en tener una pero no quieran gastarse una pasta en comprarla, existe la posibilidad de motorizar una bici normal mediante los kits de diversas marcas que hay a la venta y que incluyen: el motor (generalmente una rueda que lo integra en le buje, rueda que iría en reemplazo de la que actualmente tenemos ), la batería (fácil de fijar a una parrilla o con sistema de fijación propio), el sistema de control y el cableado. Estos kits son, no obstante, carillos, pero en todo caso cuestan menos que una nueva, permiten que sigamos utilizando nuestra querida bici de siempre y será seguramente más ligera que una eléctrica de precio medio.

Se venden kits de conversión en Lima pero la calidad y el respaldo de los importadores/distribuidores aún no está bien posicionada.

Respecto al futuro de la bici eléctrica, si bien sus ventas aumentarán durante mucho tiempo (más aún con la mejora de sus prestaciones y la disminución de precios), no creo que lleguen a competir seriamente con la bicicleta normal en la ciudad como medio de transporte alternativo. El público diana de hecho creo que es diferente. Sus potenciales usuarios se sitúan más en un público que busca un medio de transporte práctico, rápido y barato, sin interesarles demasiado la bici como elemento lúdico además de como medio de transporte, o en personas de cierta edad o con una condición física que no les permite sus desplamientos cotidianos cómodamente en una bici normal. La bici eléctrica les dará la posibilidad de desplazarse más rápido que en coche a poco tráfico que haya.

Conste que esto no es una crítica, al contrario. Estas bicis van a permitir que las personas que anteriormente se desplazaban en auto, moto o autobús y que no contemplaban la bici como una alternativa, opten por la bici eléctrica con el consiguiente beneficio ambiental para la sociedad. De este modo pueden contribuir muchísimo a la mejora de la calidad de vida de nuestras ciudades. Ya no sirven las excusas de siempre: “vivo en una parte donde hay muchas subidas”, “jamás he hecho deporte”, “a mi edad ya no puedo dejar el carro” etc.

Ahora bien, por supuesto que consumen energía, pero infinitamente menos que cualquier otro transporte motorizado, no sólo en su uso sino también en su fabricación, y es energía eléctrica, que esperemos que en el futuro se consiga cada vez de forma más limpia. Así pues, la bici eléctrica es una alternativa real al transporte motorizado humeante, brutalizador y caro del automóvil; es un miembro más de la familia bicicletil que contribuye a incrementar la masa crítica de ciclistas que tanta falta hace en nuestras ciudades.

Como nota adicional…

BMW ha presentado el prototipo de la que será su primera bicicleta eléctrica, para introducirse en el emergente mercado de este tipo de bicis.

Su nombre será Cruise, y tendrá un peso de 20 kg, con una velocidad máxima de 25 km/h en el modo de pedaleo asistido y una autonomía máxima de 85 km para la batería de litio ion, que irá en la parte inferior del cuadro, y el motor, de 250W, fabricado por Bosch, irá justo debajo del pedalier, otorgando a esta bici un centro de gravedad bajo y un reparto de peso equilibrado. Además contará con frenos de disco (sin especificar si son hidráulicos o mecánicos) y cuatro modos de asistencia al pedaleo (del económico al turbo) que se controlaran desde un ciclo-computador que podemos llevar en el manillar o en un bolsillo. Para el pedaleo asistido, incorporan una serie de sensores que podrán aplicar más fuerza al pedaleo en subidas para mantener la velocidad. Por si fuera poco nos otorga una potencia regulable para añadir comodidad a las rutas largas y unas llantas Schwalbe de larga durabilidad y máxima protección anti-pinchazos.



bmw5

bmw4

bmw3

bmw2

bmw1

bmw2 bmw3 bmw4 bmw5

Esta bicicleta BMW Cruise saldrá a la venta primero en el mercado alemán, sólo 1000 unidades, sin que todavía sepamos el precio de salida.

 

Comentarios

  1. Ronald dice:

    Yo me traje mi motor de china, motor de 48v 1000w. El controlador tambien de china, frenos y acelerador de china. Las baterias, compre 12 baterias de laptop supuestamente muertas (si funcionan, solo que nos hacen creer q no), y con eso arme mi bateria de 48v 20ah. Ahora voy a max 60km/h, y me han durado con la bateria a full cerca de 200km =P

    1. Antonio dice:

      interesante nota

  2. Iwi dice:

    Hola, donde puedo comprar una bici electrica aca en Lima?, obvio q no la BMV..

    1. La tienda Motion tiene la marca E-Motion (bicis eléctricas). Son un poco caras para mi gusto pero cada marca tiene su propio mercado. Por otro lado está la EcoBike… que hasta ahora no me da buena espina, cuestión de ver a los usuarios y cómo les va. Realmente no conozco a nadie que las use en Perú :/

      1. Iwi dice:

        Gracias x el dato! Ahorita reviso la web! 🙂

    2. Bark Mau dice:

      Por varios motivos (legales, economicos, etc.) las mejores bicicletas electricas actualmente son las q uno mismo arma. Por ello, estare proximamente ofreciendo en el Peru kits para “convertir” bicicletas en electricas. Para mas info, puedes escribirme a barkmau@gmail.com

  3. Wilberth Campos dice:

    Ya me imagino, cuanto cuesta esa bici de la BMW!!!, claro que si, pero y si le quitamos el motor y la bateria y nos quedamos con la bicleta en si, como decimos aqui en Costa Rica, seria un chuzo de bici… jejejejejejejejejejejje