Trepadas y descensos. Mitos y verdades.


Hace unos meses empecé a entrenar (y pasear) con diversos grupos ciclistas limeños. Dentro de este período he notado que hay un escaso conocimiento fidedigno con respecto a las técnicas,

Trepadas.

El marco de la bici.
Una bicicleta ligera ayuda, pero no es lo más importante. Si bien un marco de acero o de fierro es, en general, más pesado que uno de aluminio, ésta diferencia se invierte y deja de ser importante si la bici de aluminio tiene una horquilla con suspensión de resorte y la de acero/fierro tiene una horquilla rígida (sin suspensión).

La horquilla.
Si tu bicicleta tiene suspensión, bloquéala (si es que tiene esta opción) o regúlala de tal modo que necesite mayor peso (precarga/preload) para activarse. Debido a que en las subidas hacemos recaer la mayor cantidad de esfuerzo/peso en la bicicleta, la suspensión se activa y se hunde, restando eficiencia a nuestro pedaleo. Si tu bicicleta no tiene suspensión, no tienes ese problema.

Pa, ¿ves que no necesito tus Maxxis Larsen para trepar?

Transmisión. Catalina, piñón, desviadores.
La cuestión aquí es saber hacer los cambios y saber anticipar en qué momento debes usarlos. De no hacerlo adecuadamente correrás el riesgo de quedarte parado o, en el peor de los casos, forzar y romper la cadena o tu descarrilador.

Por ahí te dirán que te compres una catalina Deore (S/.300-S/.400), que la que tienes ahorita es muy pesada y que por eso te es más difícil subir, etc, etc. Sólo debes recordar que muchas veces la diferencia entre ciertos componentes de gama media-alta y gama media-baja son entre 50 y 150 gramos… Muchos de los componentes Deore (para arriba) están diseñados para competiciones y demás. En una competencia, cualquier ventaja que tengas sobre tu adversario (llámese tecnología, rendimiento y/o menor peso) vale la pena. En un ambiente recreacional o de entrenamiento… dudo mucho que esos S/.250 de más valgan la pena. Una catalina serie Altus/Acera FC M311 te cuesta entre 45 y 50 soles en Emancipación. Una Deore te cuesta, como mínimo, S/.280. Una XTR… ni hablar, S/.500. ¿Notarás la diferencia entre dichos componentes cuando salgas a comprar pan, vayas al trabajo o cuando vayas a pasear con tus amigos? Probablemente no.

El tío y sus componentes XTR… oh, wait !!!

Lo que sí es importante es la combinación de dientes tanto del piñón como de la catalina. Un piñón de rosca (MF-XXXX) de un máximo de 7 velocidades y de coronas de 14-34 dientes (también llamado MegaRange) es suficiente. Si tu bicicleta puede ser equipada con piñón de cassete (CS-XXXX), probablemente tengas mayores opciones tanto en velocidades (8,9,10) como en las coronas (11-32, 11-34, 11-36). Mientras más dientes tenga la última corona (también será más grande), será mejor para trepar.

Con los platos de la catalina es al revés. Las catalinas convencionales (esto es, de montaña) suelen tener un juego de 3 platos: 48/38/28 … o, más chicas, 42/32/22.  Las gamas altas tienen combinaciones como 46/34/22 pero no entraré en esos detalles por aquí. Cuando uno trepa usualmente usa el plato más chico (con menor cantidad de dientes). Tu elección.

Para dilucidar mejor esto puedes revisar éste artículo sobre cómo utilizar los cambios de tu bicicleta.

Papi creo que necesito una catalina Deore

Descensos.

No me refiero a Downhill… sino más bien a las bajadas… luego de las trepadas. Muchas veces nos encontramos con la complicada tarea de bajar algún tramo algo complicado o que quizá no lo es pero no nos sentimos seguros de hacerlo, o, es posible que lo queramos intentar pero no sabemos cómo hacerlo? Estos son algunos consejos que te pueden ayudar a tomar esa incómoda tarea de vencer los descensos peligrosos o técnicos.

Es importante mantener los pedales al mismo nivel. Si la catalina fuera un reloj, los pies deberían estar en el número 9 y el número 3.Esto hará que el peso se distribuya equitativamente en ambos lados de la bicicleta, lo que te dará mayor control y te permitirá anticipar mejor alguna curva. En las curvas es importante colocar el peso sobre el pie opuesto al de la inclinación. Si vas a girar a la izquierda, te inclinarás hacia la izquierda… pero debes bajar el pie derecho y colocar tu peso sobre éste.

Ciclismo de montaña sin frenos de disco, cambios y mucho menos suspensión. ¿Imposible decías?

Para frenar es importante recordar que uno NO debe colocar su peso sobre el manubrio. Uno debe colocar su peso sobre el asiento y los pedales.

Una idea terriblemente errada y que, según parece, está muy difundida es que sólo se debe usar un freno: el de atrás. Esto es un craso error y una idea muy peligrosa. La llanta que frena a la bicicleta NO es la de atrás, sino la de adelante.
Recordemos que la bicicleta se aleja de la rueda trasera. Si frenas de golpe con el freno trasero, la llanta se deslizará y muy probablemente perderás el control de la bicicleta porque la cola se irá a cualquier lado.

El freno delantero detiene una bicicleta de manera más eficiente debido a que el peso de la bicicleta está empujando hacia delante en la rueda delantera. Es importante NO depender de un solo freno. Cabe recordar, sin embargo, que el freno delantero puede detener la bicicleta tan bien que ésta puede lanzarte hacia adelante.

Lo ideal es dosificar la frenada en ambas llantas. Es importante que éstas giren con suavidad y que detengan su movimiento lentamente. Si frenas de golpe y la bicicleta entera se desliza en la tierra o en la pista, ya perdiste el control.

Otra idea errónea es frenar con un solo dedo los frenos V o de disco mecánicos. Las personas que aconsejan esto, según parece ,han visto vídeos de Downhill o de XC en los que se usa frenos de disco HIDRÁULICOS, cuya suavidad y eficiencia permiten que se pueda frenar presionando AMBAS levas (izquierda-derecha) con un sólo dedo en cada lado.

¿Frenar con un sólo dedo? Sí, claro.

En fin, para resumi, y enfatizar:

Conviértete en un amortiguador
Debes ir levantado del asiento, con las rodillas y los codos flexionados para amortiguar impactos e ir dibujando las irregularidades del terreno y esto lo harás cuando la inclinación de la bajada no sea muy agresiva.Debes bajar alerta pero relajado para reaccionar con prontitud.<br />

Baja tu centro de gravedad.
Baja el torso y flexiona los brazos y piernas así tu peso se acercará al suelo y ganarás estabilidad&lt

Peso fuera.
Al entrar en las curvas estira la pierna exterior a la curvatura del recorrido esto tedará maniobrabilidad al dibujar la curva y estabilida para no derrapar.

Echa el peso atrás.
El peso en la parte trasera evitará que puedas dar vuelta por encima del manillar en pendientes muy inclinadas. Esto es fácil de practicar si en el momento de bajar no crees porder lograrlo, basta con rodar en plano y agacharte colocándote detrás del asiento.

Sé firme en el trazado.
Un descenso rápido no consiste en hacer un tramo a mucha velocidad y como consecuencia salirse de la ruta y accidentarse. Procura mantener siempre la inercia y una velocidad óptima que te permita anticipar y evitar errores.

Adelanta la mirada.
Mira siempre unos tres metros por delante de ti, no mires inmediatamente delante, así estarás atento a lo que viene. Aprende a leer e interpretar el recorrido.

Salta.
Algunas veces conviene saltar porque lo exige el recorrido o porque puedes evitar un tramo que te baje la velocidad sin necesidad de rodar sobre él, contradictoriamente saltando se pierde tiempo por lo que entonces mientras puedas mantente rodando.

Haz los cambios con tiempo.
Frena con anticipación y cambia a un desarrollo más corto antes de entrar en una curva cerrada, así podrás salir de ella acelerando con el desarrollo óptimo.

Frena.
Todos sabemos que el freno delantero es el que detiene la bici, usaremos el trasero como apoyo o incluso como una especie de ancla al suelo con esto podrás llevar la bici por donde quieras haciendo incluso ligeros derrapes. Los terrenos sueltos o muy abruptos tómalos con una velocidad adecuada, dejando que la bici ruede libre y sin usar los frenos.

Visualiza el descenso.
Si lo conoces, estúdialo mentalmente pensando cómo vas trabajar cada sección (donde frenarás, donde pedalearás, cómo tomar las curvas…).

Pedalea.
El que vayas cuesta abajo no quiere decir que no ganes tiempo pedaleando.