Bajo la lluvia. Consejos para pedalear seguro sobre asfalto húmedo.

1. Vístete de tal modo que permanezcas seco y visible. 

Mientras más te mojes, más frío sentirás. Estar frío y húmedo es una rápida manera de coger un resfrío y más. La solución es mantener tu núcleo tibio. Un chaleco o casaca impermeable con capucha sirven de mucho para el tipo de clima que aqueja a la mayoría de distritos limeños.

Recuerda que las casacas de mejor calidad (y mayor precio) incorporan materiales respirables que eevitarán que te empapes de sudor por dentro. En lo personal utilizo las casacas O2 Primary Jacket. Son muy cómodas, se visualizan bien desde muy lejos, abrigan y, lo mejor de todo, son respirables.

Si tienes la tendencia a sudar procura evitar el algodón por dentro pues éste se empapa. En estas ocasiones es más recomendable utilizar materiales que permitan transpirar mejor como el conocido poliéster. Otro detalle importante es vestir colores llamativos, distintivos, e incluso comprar bandas reflectantes con velcro (pega-pega). La idea es que los demás te vean.

2. Lentes grandes y claros.
En condiciones de baja luminosidad (como lo es un día nublado, nebuloso o de lluvia) es muy recomendable utilizar lentes cristalinos e incluso de color ámbar/naranja/amarillo, ya que éstos incrementen el contraste. Cuando pedaleas bajo la lluvia los lentes de sol cortan demasiada luz y puede que sea más difícil ver los obstáculos en el camino, en especial cuando llueve y los lentes se humedecen constantemente. Yo utilizo lentes Exustar y XLC tanto para uso urbano como para MTB.

Aquí es cuando las viseras de los cascos sirven de mucho. Si bien no brindan protección al 100% de las salpicaduras o la lluvia, cuando menos evitan que toda la lluvia empañe tus lentes.

3. Conduce con cuidado en pavimento resbaloso
Si bien detesto la mezcla de asfalto que se utiliza comúnmente en la mayoría de distritos limeños, en casos de lluvia es especialmente beneficiosa para los ciclistas. Las piedras que utilizan en mezclas baratas de asfalto proveen ductos para la evacuación del agua y demás. Tu pedalear será un poco más incómodo pero, cuando menos, seguro. Por otro lado, algunas calles (pistas y veredas) de distritos como Miraflores, San Isidro, San Borja (y más) son potencialmente peligrosas para los ciclistas con el rocío de la mañana y, especialmente, en días de lluvia. Las pistas más lisas, aquellas en las que mejor rodamos, pueden quedar muy resbalosas y es necesario avanzar con precaución por ellas. No hacer curvas pronunciadas sino tratar de mantener nuestro peso de un modo vertical.

4. Frena con anticipación. Verifica el estado de tus zapatas o pastillas de freno.
Rodar con una mezcla de polvo, barro y agua es el modo más fácil de erosionar los frenos de tu bicicleta. Recuerda que la mayoría de aros requiere una vuelta completa antes que los frenos expulsen el agua de la superficie de freno y, por lo tanto, empiece a frenar efectivamente. Recuerda esto y frena suavemente y con anticipación. Si utilizas frenos de disco no tienes muchos inconvenientes.

5. Cuidado con las esquinas
Hacer curvas sobre asfalto húmedo puede ser muy peligroso, no importa el tipo de llanta que utilices. Procura equilibrar tu peso en el pedal opuesto a la curva que estás dando. Procura también mantener la bicicleta lo más vertical posible. Utiliza más el timón para las curvas.

6. Tapabarros
Los tapabarros no son una tontería. Son muy necesarios en ambas ruedas. Aumentará exponencialmente tu comodidad y mantendrá tu ropa limpia. Muchas compañías venden tapabarros en forma de clips que pueden ser removidos fácilmente. Yo uso los SKS Velo 65 Mountain en mi bici de diario/cicloturismo y los SKS Front ShockBoard y Rear SplashGuard en mi bici de montaña. Pueden buscarlos online o pedirlos en su tienda de ciclismo favorita.

Velo65

7. Más tapabarros.
Una vez que te des cuenta qué tan útiles son los tapabarros, querrás cortar los costados de las botellas de plástico, incluso retazos de goma o tela para poder alargar tus tapabarros o usarlos para detener el barro. Mientras más largos, mejor.

8. Lubrica tu cadena adecuadamente.
Diversas compañías producen lubricantes para diversos climas. Es mejor tener una cadena que requiera limpieza básica a una cadena que tenga barro solidificado. Recuerda que el lubricante no ingresará apropiadamente a los eslabones si es que la cadena no está seca antes de aplicarlo.

9. Luces.
Que todos vean que estás allí. La garúa copiosa de Lima puede no ser como la de Tingo María o Pozuzo pero reducirá drásticamente la visión de cualquier vehículo motorizado.  Las luces LED están muy baratas hoy en día y alumbran lo suficientemente bien. Recuerda usar una delantera y una trasera de color rojo. Si ambas pudieran parpadear, mejor.

En la parrilla trasera utilizo la una lámpara Busch&Müller Toplight Flat S. Una maravilla tecnológica. En la parte delantera utilizo una lámpara Trelock I-750, la que puedo recargar vía USB.

Yo utilizo la luminaria trasera de marca Busch&Müller Toplight Flat S. Una maravilla tecnológica.
Yo utilizo la luminaria trasera de marca Busch&Müller Toplight Flat S. Una maravilla tecnológica.

 

10. Que las llantas dejen de rodar lentamente.
Prevé los obstáculos. Frena con anticipación. No frenes de golpe porque tus llantas pueden deslizarse y, en ese caso, perderás el control de la bici. Contrario a la creencia popular, es la llanta delantera la que detiene a la bicicleta en movimiento, no la trasera. Puedes comprobarlo avanzando en tu bici con fuerza por unos metros y frenando de golpe con el freno trasero. Notarás que la llanta se desliza. No sucederá lo mismo con la llanta delantera, que se detiene por completo e incluso puede lanzarte por los aires debido a la potencia del frenado.

Yo utilizo las llantas Maxxis Overdrive Elite (Kevlar Composite) de 2″ adelante y las Maxxis Overdrive MaxxProtect de 1.75 atrás. Me brindan seguridad en una variedad de terrenos así como también protección a los pinchazos.

Como siempre digo, todo depende del uso que se le da a la bicicleta. Si tienes una bicicleta de carrera pues no tiene mucho sentido adaptarla al máximo. En ese caso sería preferible comprar otra bicicleta, más barata, que se adecue a las vicisitudes urbanas (dudo mucho que uses una bici rutera especializada para andar en ciudad). Por cierto, no mencioné el casco porque es extremadamente obvio)

gee teee2
Mi bici de diario preparada para las inclemencias del tiempo/clima.

2 comentarios en “Bajo la lluvia. Consejos para pedalear seguro sobre asfalto húmedo.

  1. Gracias por la información, soy novata en esto de usar bici por la calle, digo, llevo usando bicis por mucho tiempo alrededor de mi casa pero nada más, ahora que viajo al trabajo así me preocupa matarme en una frenada. Ahora, quisiera preguntarte, por que me dijeron que el acerrín sirve para evitar que tus llantas patinen, es cierto?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s